Plancha de pelo

Herramientas, Consejos, Técnica

Herramientas: De todas las tallas como de todas las longitudes, las encuentras de placa de cerámica, pero también de turmalina. Algunas calientan más que otras. Aquéllas con regulador del calor me parecen más recomendables porque permiten dosificar la dosis de calor en función de las características del cabello.
Algunos alisadores te permiten también utilizarlos sobre el cabello mojado y poseen de un lado mini aperturas para evacuar el vapor.

Consejos: Cuando pases tu plancha de pelo, trata de no detenerte a la mitad del camino para no dejar marcas. Ve de las raíces hacia las puntas, sin interrupciones.
Si sientes que las placas no se deslizan lo suficientemente rápido, baja la temperatura y repite varias veces la misma acción sobre la misma mecha. Pero asegúrate también que las placas estén limpias pues el motivo por el cual una mecha se atora se debe frecuentemente a restos de laca, serum u otros, que quedan sobre las placas y restringen su acción.

Técnica: Yo prefiero las planchas no muy largas ni muy anchas. Existen con placas de bordes ligeramente redondeados, que permiten dejar menos marcas y una mayor flexibilidad si tienes prisa y debes apresurarte.